“Marketing de moda en la mujer trabajadora”

we can do it!.

La imagen de la mujer estaba llena de clichés y se convertía en una “mujer objeto” muy lejos de las aspiraciones de igualdad y la evolución del papel femenino en la actual sociedad.

Estamos hablando de un uso de la imagen de la mujer, que prácticamente servía para publicar cualquier producto o servicio, siempre y cuando fuera joven y atractiva. Cuando no se rebajaba a la imagen de la mujer a un mero objeto, a una cosificación de su persona, se ponían de moda las mujeres absolutamente delgadas y se trataban de imponer unos modelos de belleza que claramente luchaban contra la propia naturaleza y la salud. Contra todo esto se ha estado trabajando desde campañas de marketing que reivindican el día de la mujer trabajadora.

¿Para qué utilizamos el marketing como símbolo de empoderamiento femenino?

 En el día de la mujer (8 de marzo) comienzan a desplegarse un sin numero de campañas, ya que se ha forjado el “día de la trabajadora” como un nuevo concepto. Se trata del marketing de igualdad. El marketing,al igual que la sociedad,cambia,se modifica y evoluciona. Además de ayudar a vender a las marcas sus productos y servicios, se ha convertido en un canal de evolución y evolución social. Exactamente los valores que se defienden el “día de la mujer trabajadora” concretamente lo que se realiza en campañas exclusivamente el día de la mujer (trabajadora).

¿Por qué marketing de igualdad diseñado en moda?

El marketing de igualdad viene a modelar. Pero en si todo esto pasa por luchar contra los estereotipos, los lugares comunes y una imagen de la mujer que se ha distribuido a lo largo de las décadas.

FEM-VERTISING.

Se intuye que algo ha cambiado en el mundo de la publicidad y marketing con la irrupción del movimiento de la igualdad a la mujer.

Objetivo: construir socialmente un nuevo modelo femenino que cumpla con las patrones que actualmente están vigentes.

Por esta razón las campañas de marketing que reivindican el día de la mujer trabajadora han sido fundamentales para romper moldes, cambiar estereotipos.Se trataba de una imagen femenina que se representaba en roles inferiores respecto a los hombres, normalmente en ambientes domésticos. Es entonces cuando se empieza acuñar el concepto de FEM-VERTISING Y EMPODERAMIENTO DE LA MUJER. Una definición canonica,que podría ser: “el modelo que coloca el empoderamiento de la mujer en el núcleo de las tácticas de marketing”

La organización de las naciones unidas, considerada que el empoderamiento pasa porque, si se facilita la igualdad a las mujeres y niñas en el acceso a la educación, atención medica, trabajo decente y una representación en los procesos de adopción de decisiones políticas y económicas. Con esta idea ya fijada, se dice que el resultado del “fem-vertising” es el conjunto de campañas y publicidad que se diseña directamente a favor de la igualdad de las mujeres. Por tanto las campañas de marketing que reivindican el día de la mujer trabajadora son ejemplos claros de esta nueva tendencia en el mundo del marketing.

Esta es una campaña de marketing que reivindican el día de la mujer trabajadora.

Superación y esfuerzo; Nike,dream crazier (sueña locuras)

El anuncio de la firma deportiva Nike empodera a las mujeres, les demuestra que se pueden alcanzar las metas aunque parezcan imposibles. Pone ejemplos de hazañas deportivas y les anima a romper moldes. Las imágenes, con los textos, suben el ánimo.
Si mostramos nuestras emociones, dicen que montamos un drama. O si queremos jugar contra hombres, estamos locas. Si soñamos con la igualdad de oportunidades, deliramos. Cuando protestamos por algo, estamos desquiciadas. Cuando somos demasiado buenas es porque hay algo que no funciona. Y si nos enfadamos, somos unas histéricas, irracionales o solamente que nos hemos vuelto locas. Así que si quieren llamarte loca, bien. Enséñales lo que las locas pueden hacer. Solo es una locura hasta que lo haces”. Es un ejemplo pluscuamperfecto de una de las campañas de marketing que reivindican el Día de la Mujer Trabajadora.
La consecuencia es que los consumidores actuales no se sienten reflejados con estos tratamientos de la imagen de la mujer y dan la espalda a tantos clichés ya obsoletos.



La conclusión es que, aunque la sociedad y las personas han cambiado y siguen cambiando, el marketing de igualdad ha llegado para quedarse. No hay que perderlo de vista,nunca.

Comenta y Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email