Portada y título de blog

Marca personal ¿Cómo atraer y cautivar?

Cuando publicas en redes sociales estás compartiendo tu esencia, quién eres y cómo piensas, y lo haces de forma gratuita. Ahora bien ¿Qué harías si te dijera que puedes generar ingresos en base a eso? Así es ¡leíste bien! Es por ello la importancia de tener una buena estrategia para venderse a sí mismo con el propósito de lograr las metas propuestas.

¡Pero ojo! La marca personal no solo se desarrolla de forma digital, de modo que en este artículo aprenderás lo necesario para hacer de ti, una marca rentable. ¡No esperes más!

Índice de contenido

1. Marca personal y Su impacto 2. Marca personal ≠ Branding personal 3. Una imagen: ficción o realidad 4. Desde un gesto hasta un aroma 5. Impulsando nuestra marca personal 5.0. Blog personal 5.1.1. Redes sociales 5.1.2. Influencer v/s Content Creator 5. 2. Networking 6. La clave en el mercado laboral

Marca personal y Su impacto

Teniendo en cuenta que una marca es una señal que permite identificar y diferenciar algo, de la misma forma esto se aplica a la personal. Está formada por valores, nuestras creencias y experiencias de vida que nos distinguen del resto. Lo que define tu forma de ser y cómo los demás te ven y recuerdan.

La percepción que el otro tenga de uno es clave para evaluar si mi sello dio los resultados esperados o no. Una buena marca personal tiene como objetivo lograr la confianza del público, de manera que si no la consigues debes trabajarla a tu favor.

Por lo tanto, debes planificar una estrategia bien enfocada (que más adelante se detallará) sobre todo hoy en día en que estamos simultáneamente insertos en el mundo digital, específicamente, de las redes sociales. Donde compartimos desde una fotografía de nosotros o con quienes estamos hasta el punto de publicar nuestro día a día, lo que comemos o cómo nos vestimos. Generándose competencias, por quién obtiene más “likes” o más seguidores.

Esto último lleva a que cada persona sea un producto por sí misma. He ahí la importancia de destacarse dejando el sello propio, demostrando la esencia, es decir, los valores que te representan.

Marca personal ≠ Branding personal

Si bien ambos conceptos pueden parecer lo mismo, no lo son. Pues como ya vimos la marca personal es solo la señal que nos distingue, mientras que el branding personal es el proceso de creación, desarrollo y construcción de nuestra marca.

Para esto debes tener en cuenta las 5C:

  • Coherencia
  • Constancia
  • Consistencia
  • Confianza
  • Contenido

En este punto se puede también hacer un ejercicio de autoconocimiento en que primero debemos preguntarnos ¿Quiénes somos? Con esto generamos conciencia de nosotros mismos y para responder aquello ayuda mucho preguntar a otros sobre uno. Luego tener claridad de cuáles son los principios que orientan nuestro comportamiento y los referentes que tenemos, de esa forma detectamos nuestros valores. Y finalmente plantear una visión, que es el ideal al que tendemos, para ello nos podemos preguntar ¿Cómo me gustaría estar dentro de 5 años?

Siguiendo este proceso podrás elaborar tu marca de la manera más óptima, procurando mantenerla con el fin de cuidar tu identidad visual, transmitiendo una grata imagen, para que te reconozcan y diferencien profesionalmente.

Una imagen: ficción o realidad

Es fundamental que la imagen que transmitas, tanto de modo offline como online, sea sincera y no te quedes en un mero discurso, si llevas con honestidad tus palabras lograrás conectar con tu público objetivo estableciendo su aceptación.

Asimismo, tu presencia en línea debe reflejar al pie de la letra quién eres en persona, no debes caer en aparentar ser de una forma distinta. Por lo que no debes olvidar ser coherente con lo que dices y haces, seguir tus ideales y valores que te definan.

Desde un gesto hasta un aroma

Como ya hemos visto la marca personal no se lleva a cabo solo por medio de las pantallas. Por lo que la comunicación no verbal es crucial; si, por ejemplo, te encuentras en una entrevista o charla, conserva la postura adecuada, cuida tus movimientos corporales y sobre todo tu expresión facial.

Junto con ello mantén una correcta forma de vestir y adecuada al contexto. Y finalmente pequeños detalles como un perfume agradable pueden marcar la diferencia a la hora de dar una buena impresión de tu marca personal.

Impulsando nuestra marca personal

Aquí llega el momento en que realices una estrategia de marketing personal. Para lo que debes tener claro la diferencia entre una táctica y una estrategia, la primera consiste en una acción específica de una plataforma con elementos de temporalidad limitada, por ejemplo, hacer una publicación en Instagram. Mientras que una estrategia consiste en hacer uso de las diferentes tácticas en las plataformas y hacer una planificación con ellas con objetivos a largo plazo.

Blog personal

Una buena herramienta que puedes utilizar para dejar tu huella y demostrar tu marca es crear un blog personal. Un blog es un sitio web que te permite compartir tus experiencias y conocimientos, en el que podrás contar tu estilo de vida enfocándote o dando énfasis a tu vida profesional.

Lo primero que deberás hacer es elegir un nombre que te represente y sea atractivo pues con éste te recordarán, una vez elegido deberás verificar si está disponible para poder realizar la compra del dominio.

Para crear publicaciones usa el marketing de contenido, el cual tiene 4 propósitos principales: Entretener, Inspirar, Educar y Convencer. Esto consiste en crear contenido valioso y que involucre al público, siempre conservando un lenguaje apropiado al contexto y mostrando las virtudes del producto que en este caso eres tú. Además, haz un calendario que te permita planificar qué y cuándo publicar.

Algo que no puedes dejar atrás, es desarrollar una buena estrategia de SEO (Search Engine Optimization) que se encarga del posicionamiento de sitios web en los buscadores. Ten en cuenta que se prioriza el contenido de tipo Único, Relevante y Atractivo, definiendo palabras clave por las que las personas puedan llegar a tu sitio web y así también realizando un análisis y evaluación de las mismas junto con encabezados y llamados a la acción.

Si bien el desarrollo de un blog requiere de tiempo y paciencia, lo vale pues te será muy útil.

Redes sociales

Otra herramienta que tienes a disposición es el uso de las redes sociales, en éstas debes tener mucho cuidado, ya que cada una funciona de distintas formas y están dirigidas a distintas personas según sus intereses. Al momento de decidir cuál o cuáles son las indicadas para ti, piensa en la que más se adecúe al tipo de contenido que puedes ofrecer para presentar tu marca personal.

Unas por un lado te permitirán compartir tu información online. Ejemplos: Facebook, Twitter, LinkedIn.

Otras por su parte te permitirán compartir contenido multimedia. Ejemplos: Instagram, Tik Tok, YouTube.

Para su uso tendrás que organizar el contenido que publicarás con antelación, tal como para un blog te puedes ayudar de un calendario, de lo contrario te verás agobiado con la presión de no saber qué publicar o cuándo hacerlo, esto igual requiere de una evaluación y registros de comportamientos del público con tu contenido.

Independientemente de la que elijas ten claro que tus publicaciones deben ser precisas e impactar al instante, ya que el tiempo de atención en éstas es corto y se está viendo una publicación tras otra.

Influencer v/s Content Creator

Junto con las redes sociales también, llegan los conceptos de Content Creator (Creador de Contenido) e Influencer. El primero crea contenido que se pueda disfrutar, para su audiencia. Mientras que el segundo varias veces llega ser considerado un vendedor, ya que suele quedarse en solo hacer anuncios de lo que el espectador debe comprar y de lo que ellos mismos compran.

Entonces ten en mente tus objetivos, pues estos serán tu foco, y si dentro de ellos está que tu marca personal se destaque por vender con éxito, está muy bien, pero igualmente no olvides siempre conectar con tu público y mantenerlo entretenido y comprometido para que vuelvan, es decir, es importante que logres un equilibrio entre ser un influencer y un creador de contenido.

Networking

Un evento de Networking, o establecimiento de contactos en español, tal como lo dice su nombre te permitirá generar un mejor posicionamiento y reconocimiento de tu marca personal si te presentas correctamente.

Primero cabe aclarar que estos se realizan tanto de forma presencial como online, así que no dejes pasar oportunidades como, por ejemplo, participar en foros o grupos que puedan beneficiarte. Ahora bien, en cuanto a los eventos offline te resultará muy útil tener tarjetas de presentación que te describan con precisión y llamen la atención sin perder el profesionalismo.

Así también toma notas, de este modo demostrarás prestar atención y recibirás el mismo trato, luego mantente en contacto por medio de correos electrónicos con quién o quiénes estimes conveniente y mucho mejor si consigues programar una reunión de negocios, recordando priorizar la calidad a cantidad, un contacto de calidad tiene más valor que 10 superficiales.

La clave en el mercado laboral

Cuando se tiene una base consolidada todo fluye de buena manera, esto quiere decir que, para poder desarrollar nuestra marca en el mundo laboral, hay que empezar por desarrollarla correctamente en uno mismo, tal como vimos en el proceso de branding con el ejercicio de autoconocimiento. Confiando en ti y en tus capacidades y teniendo claro que debes parecer y ser bueno, es decir, contar y demostrar las mismas ya que así transmitirás seguridad.

Lo siguiente es analizar y adecuar tu comportamiento según el entorno en el que te encuentres reiterando la importancia de ser transparente y no aparentar, procurando llevar a cabo dos principios fundamentales. Por una parte, se encuentran las Relaciones Públicas, en este criterio estableces y/o mantienes líneas de comunicación mutuas con tus públicos. Y por otra se encuentra el servicio al cliente, con el propósito de tener la voluntad al servicio.

Luego cabe analizar lo que nos interesa de otras personas cuando nos son atractivas lo que nos permitirá identificar lo que a nosotros nos hace únicos. Para recién entonces poder desenvolvernos adecuadamente en el ámbito laboral.

Estarás preparado para presentarte como corresponda según los principios de la empresa y destacando tus mejores cualidades que beneficien a la misma. En este ámbito también hay que recordar siempre conservar la ética y lealtad, el trabajo en equipo con los fines en común, y ser agradecido con la organización que te da la oportunidad de crecer profesionalmente. Por lo tanto, no debes hablar mal de tu empresa pues dañarás su imagen y la tuya al mismo tiempo.

No esperes para poner en práctica todo lo aprendido ¡comparte y déjanos saber qué te ha parecido!

Comenta y Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email